Spanish English French Portuguese

Aislamiento térmico para naves industriales

Aislamiento térmico para naves industriales

Elegir los materiales y soluciones constructivas adecuadas para el aislamiento térmico de las naves industriales es un aspecto clave, ya que de ello depende la eficiencia energética de la construcción, el bienestar térmico de las personas que van a trabajar allí y hasta la conservación en óptimo estado de los equipos y maquinarias.

Asimismo, a la hora de plantear el aislamiento térmico para las naves industriales hay que valorar factores como el clima predominante en la zona, la orientación particular del edificio o el tipo de actividad que se va a desarrollar.

¿Por qué es tan importante el aislamiento térmico para las naves industriales?

Un primer aspecto fundamental del aislamiento térmico es que favorece el ahorro energético, al evitar las pérdidas de calor en los meses invernales fríos, e inversamente que la temperatura interior suba durante el verano por las condiciones térmicas del exterior.

Con ello, se disminuye el consumo de energía para calentar o refrigerar la nave, una reducción de las necesidades de suministro que es fundamental para la rentabilidad de las empresas en una coyuntura como la actual, particularmente difícil en los sectores más electrointensivos.

Además, la elección de las soluciones óptimas para el aislamiento térmico de las naves industriales determina la idoneidad de las condiciones de temperatura del interior, algo que hay que cuidar con la vista puesta en la salud y el confort térmico del personal de la empresa. De hecho, la normativa laboral establece unos requisitos en cuanto a temperatura y calidad ambiental muy claros, en función de cómo sea la actividad que se realiza en cada puesto de trabajo.

A esto, se añade el vínculo existente entre bienestar térmico y productividad, con lo que vemos también que esmerarse en conseguir un buen aislamiento térmico para las naves industriales tiene repercusiones directas en el rendimiento del personal. Y hasta en de la maquinaria también, debido a que las temperaturas extremas propician un mayor desgaste, el aumento de los requerimientos de mantenimiento y el acortamiento de la vida útil de los equipos.

¿Cómo conseguir un buen aislamiento térmico para las naves industriales?

Los materiales y soluciones constructivas que se eligen son fundamentales para el aislamiento térmico de la nave industrial, debiéndose prestar una especial atención al sistema de cerramiento y a la cubierta, que es la parte de la construcción que provoca más pérdidas energéticas.

Dentro de los materiales que destacan por sus prestaciones aislantes sobresale el panel sándwich, al estar compuesto de un núcleo de espuma con muchas propiedades aislantes, que puede ser de tipo PUR, PIR o de lana de roca. Aunque el más utilizado para conseguir el máximo aislamiento térmico para las naves industriales es el primero, el de poliuretano.

Más concretamente el de la modalidad termoestable, que tiene unos bajísimos niveles de conducción térmica y que además gracias a su gran densidad facilita que con unos espesores bastante inferiores se obtenga un aislamiento muy superior al de otros materiales.

También ofrece unas buenas propiedades aislantes en las cubiertas de las naves el polestireno expandido, cuyo uso se ha extendido mucho en los últimos años por otras ventajas adicionales como su liviandad, capacidad hidrófuga de resistencia al agua y facilidad de instalación.

Igualmente son buenos materiales para el aislamiento térmico de las naves industriales el otro tipo de poliestireno, el extruido que además confiere una mayor protección, así como las placas de yeso laminado y las antes mencionadas lanas minerales, tanto las de roca como las de vidrio.

Cubiertas y aislamiento térmico para las naves industriales

Como ya hemos destacado, la cubierta es un elemento fundamental para aislar térmicamente la nave industrial, por ello las de panel sándwich son escogidas recurrentemente por sus cualidades aislantes, que además se conjugan a la perfección con las estéticas.

De ahí, que sea un material que también se usa mucho en los cerramientos verticales para aislar de manera óptima toda la construcción, y conciliar ese sellado térmico con unos acabados visualmente atractivos.

Igualmente, las cubiertas de formato Deck ofrecen unos muy buenos niveles tanto de aislamiento térmico como de estanqueidad, por su naturaleza multicapa, con una de ellas específicamente aislante junto a otra de chapa y una tercera que cumple una función impermeabilizadora.

Mientras que las cubiertas autoportantes, por su parte, ofrecen también unas muy buenas prestaciones en aislamiento térmico para las naves industriales, gracias entre otros factores a su resistencia a los fenómenos atmosféricos.

Confía en especialistas en aislamiento térmico para naves industriales

En Anovel Ingeniería somos expertos en arquitectura industrial, y desarrollamos proyectos totalmente a medida de las necesidades de nuestros clientes, ya sea por la actividad concreta que van a realizar en la construcción, o por el objetivo lógico de beneficiarse del mayor nivel de eficiencia energética y confort térmico.

Por ello, ponemos en liza todo nuestro expertise y  los recursos más avanzados para elegir los materiales, sistemas constructivos y soluciones  más recomendables para fachadas, cerramientos y cubiertas, velando por la consecución del máximo aislamiento térmico para las naves industriales, sin perder de vista ni la funcionalidad ni la dimensión estética.

Si necesitas una nueva nave industrial para tu empresa no dudes en hacérnoslo saber y te explicaremos más en detalle todas las ventajas de confiarnos a nosotros el proyecto. ¡Contáctanos, estaremos encantados de atenderte!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp