Spanish English French Portuguese

Medidas que se pueden aplicar para ahorrar luz en una nave industrial

Medidas que se pueden aplicar para ahorrar luz en una nave industrial

El encarecimiento de la factura eléctrica está teniendo también un importante impacto en las empresas, especialmente en aquellas que por su actividad requieren un uso intensivo de electricidad, al suponerles un notable auge en uno de los costes variables que más peso tiene en su presupuestos de gastos, con lo que esto implica de lastre en sus perspectivas de rentabilidad.

Con todo, este problema no es privativo de los sectores que más suministro eléctrico precisan, ya que según estudios del Banco de España a inicios de 2021 el gasto en electricidad se llevaba la mitad del presupuesto destinado a abastecimiento energético de las empresas españolas, y eso que todavía estaba por venir la impresionante crecida en el precio de la luz de los últimos meses.

Según ese mismo informe del supervisor financiero en el caso de la PYMES, que aglutinan el 95% del tejido productivo en nuestro país, la partida en electricidad se llevaba antes de la actual vorágine alcista de media más 2% del total de sus costes totales destinados a adquirir bienes y servicios.

Medidas para reducir el consumo de electricidad en las naves industriales

Por todo lo referido resulta primordial que en las naves industriales, sean de la modalidad que sean, se implementen medidas conducentes a mejorar la eficiencia energética en general y a optimizar el consumo de electricidad en particular.

Este objetivo debe plantearse antes de la propia construcción de la nave industrial, ya que aún siendo inmuebles excluidos de la obligatoriedad del Certificado de Eficiencia Energética de esta se derivan unas indudables ventajas tanto económicas como medioambientales.

Elección de soluciones constructivas que propicien la eficiencia y materiales aislantes

Por ello, a la hora de trazar los proyectos para erigir naves industriales debe optarse por las soluciones constructivas y los materiales que redunden en un mayor aislamiento térmico, al favorecer este un menor uso de la climatización y por tanto un apreciable ahorro en consumo de electricidad. Además, gracias a recursos tecnológicos como el software BIM puede anticiparse a la perfección la repercusión que tendría el uso de un determinado material a todos los niveles, incluyendo la vertiente térmica.

Valorar la opción del autoconsumo eléctrico

Igualmente, hay un amplio abanico de medidas a desplegar para reducir el consumo eléctrico en particular y todo el energético en general. La primera, sería evaluar las fuentes de abastecimiento, pudiendo hacerse esto tanto en los estudios iniciales de una nave industrial que se quiera construir como si se trata de una que esté construida y operativa, ya que en cualquiera de los dos casos optar por la instalación de paneles solares que permitan el autoconsumo eléctrico podría ser una solución muy ahorrativa.

Además está previsto que para la realización de este tipo de instalaciones fotovoltaicas las empresas se puedan beneficiar a corto plazo de subvenciones de las administraciones, procedentes de los fondos europeos de recuperación, con lo que los plazos de amortización de la inversión se reducirían bastante.

Sistemas de climatización

Asimismo, al margen de usar materiales térmicamente aislantes para hacer trabajar menos a los sistemas de climatización, también es muy importante una adecuada elección de estos, debiéndose procurar optar por equipos de bajo consumo, ya hablemos de aire acondicionado, calefacción o refrigeración industrial. Mientras que llevar a cabo revisiones y mantenimientos regulares asegurarán su buen funcionamiento, y por tanto se evitará que posibles problemas de rendimiento repercutan negativamente en el gasto energético.

Sistemas de iluminación

Instalar sistemas de iluminación LED puede suponer un apreciable ahorro, al igual que la utilización de dispositivos temporizadores que posibiliten regular los horarios de encendido y de apagado, así como el uso de sensores de presencia para el accionamiento automático de luces.

Sustitución de vieja maquinaria

Por último, a la hora de sopesar la sustitución de maquinaria vieja, no solo habría que tener en cuenta las ventajas en rendimiento productivo que propiciarían las nuevas máquinas, sino también el factor de la eficiencia energética, ya que si como resulta probable la nueva es más ahorrativa en este sentido es algo muy a valorar a la hora de decidirse por hacer la inversión.

Cuenta con los mejores especialistas en construcción de naves industriales

El ahorro energético es un aspecto que cuidamos mucho en los proyectos de naves industriales que desarrollamos para nuestros clientes. Por ello, nuestros departamentos de arquitectura e ingeniería eligen siempre las soluciones constructivas y los materiales más adecuados, de acuerdo tanto a la actividad específica que se va a desarrollar en la nueva construcción como a los requisitos de eficiencia energética.

Asimismo, disponemos de los softwares de cálculo más avanzados que existen a día de hoy en nuestro sector, lo que nos facilita erigir edificios con menos necesidades de consumo, y hacerlo además minimizando errores y reduciendo costes de ejecución.

De modo que si tu empresa precisa una nueva nave industrial no dudes en confiar en especialistas que llevan más de 25 años construyendo naves con alma propia para clientes de todo tipo de sectores. ¡Contacta con Anovel Ingeniería, estaremos encantados de atenderte y detallarte todo lo que podemos ofrecerte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp