Spanish English French Portuguese

Orígenes y evolución de la industria en Murcia

Orígenes y evolución de la industria en Murcia

En este post vamos a abordar la historia de la industria en la Región de Murcia, deteniéndonos particularmente en lo que supuso la aparición de los polígonos industriales y todas las ventajas que estos aportan a las empresas en la actualidad, ya que se trata de un modelo que tiene plena vigencia a día de hoy, tal y como lo acredita su continua expansión a lo largo y ancho de la geografía regional.

Primeras actividades industriales de la Región de Murcia

Los antecedentes industriales de la Región se retrotraen a una época tan remota como el siglo XVIII, cuando se desarrolló la industria de la seda orientada al comercio textil, expansionándose hasta el punto que Murcia llegó a ser una de las principales zonas productoras del país, solo superada por Valencia y Andalucía.

A partir de la centuria siguiente el trabajo de la seda declinaría, pero hacia mediados del XIX comenzaría el auge de la industria agroalimentaria, enfocada en sus estadios iniciales hacia las actividades de molinería en tres vertientes: elaboración de aceites, vinos y harinas.

La industrialización de la Región en los años 60 del siglo XX

Pese a estos atisbos, la Región de Murcia tendría una industrialización tardía como gran parte del país a excepción de Cataluña y el País Vasco, de modo que no sería hasta los años sesenta del siglo XX bajo el impulso de los Planes de Desarrollo cuando se produciría una fuerte implantación industrial, caracterizada por un modelo dual (que perviviría en el tiempo) en el que se distinguían:

  • Industrias endógenas: con preponderancia de capital murciano y dedicadas sobre todo a la conserva, sector cárnico, peletería, confección, fabricación de muebles de madera, calzado, etc.
  • Industrias exógenas: de capital nacional e internacional, con una ubicación geográfica muy concreta en Cartagena y su entorno, y dedicadas a actividades como la construcción de buques, el refino de petróleo o la transformación de metales.

El surgimiento de los polígonos industriales

Este auge determinó una fuerte demanda de suelo industrial, lo que urgió una reorganización de este tipo de espacios que acabaría alumbrando a lo que hoy en día conocemos como polígonos industriales, siendo el pionero en la región el Polígono Industrial Oeste que fue planificado en 1972.

En la década de los 80 los polígonos se extenderían a más zonas: Cartagena, Lorca, Molina de Segura, Caravaca, Bullas… no cesando de aumentar hasta alcanzar la cifra de 61 en 2008, y de 73 en la década siguiente bajo múltiples denominaciones: polígono industrial, zona industrial, centro integrado, ciudad del transporte, etc.

Para hacernos una idea de la densidad de actividad que pueden llegar a tener estos espacios, solo uno de ellos, el Polígono Industrial Oeste ubicado entre Murcia y Alcantarilla, reunía en 2018a más de 2.000 empresas.

Ventajas de los polígonos industriales

Este modelo de concentración empresarial resulta muy beneficioso a múltiples niveles:

  • Disponibilidad de mayor espacio: lo que permite a las empresas no tener que condicionar su actividad por la carencia de m2, favoreciéndose desde la producción a gran escala hasta el incremento de las capacidades de almacenamiento.
  • Agilización de suministros: particularmente si los proveedores de materiales o componentes están ubicados en el mismo polígono industrial, lo que ofrece la oportunidad de tener cadenas de suministro de proximidad que resultan más rápidas, eficientes y económicas.
  • Óptimas comunicaciones: los polígonos industriales suelen estar emplazados en ubicaciones estratégicas, con un buen acceso a carreteras con el objetivo de facilitar un aspecto tan importante como el transporte.

El protagonismo de la nave industrial

Las naves industriales en sus distintas modalidades (producción, almacenamiento, logística, etc.) son el elemento mas característico de cualquier polígono industrial, siendo espacios que si están bien planeados, construidos y equipados ofrecen todas las funcionalidades que puede requerir una empresa para poder desarrollar su actividad en las mejores condiciones.

En Anovel Ingeniería atesoramos más de 25 años de experiencia construyendo naves industriales con alma propia para nuestros clientes, habiendo sido testigos privilegiados del auge de los polígonos industriales, que en el fondo no era más que un síntoma de la pujanza de las empresas murcianas,  incluso en los momentos en los que la coyuntura general era más desfavorable.

A lo largo de estos años hemos construido para infinidad de clientes naves industriales de producción, naves para almacenes y logística, naves para industrias alimentaria, naves con cámaras frigoríficas así como todo tipo de estructuras metálicas.

Además, conjugamos el saber hacer que solo da la experiencia con la aplicación de los recursos tecnológicos más innovadores, buscando ofrecer  las mejores soluciones constructivas, emplear los materiales más adecuados  en cada caso, reducir los plazos de ejecución, aminorar los errores y evitar los sobrecostes.

Por eso, si su empresa necesita una nueva nave industrial y confía su construcción a Anovel Ingeniería puede tener la tranquilidad de que el proyecto estará en las mejores manos, tal y como lo pueden acreditar multitud de empresarios de dentro y fuera de la Región. ¡Contacte con nosotros, estaremos encantados de atenderle!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp